El hecho de leer tanto sobre diseño y educación en Finlandia me despertó el interés en conocer su capital: Helsinki. No soy la única. En su última película, ¿Qué invadimos ahora?, el cineasta estadounidense Michael Moore se propone analizar y descifrar el éxito educativo de Finlandia, país que ha sido reconocido a nivel mundial por su calidad educativa. En Finlandia no existe educación privada. Todas las escuelas son iguales, tienen el mismo nivel y se juntan niños de distintas realidades sociales. Dicho así, para una brasileña, parece casi un sueño.

Esta armonía y equilibrio también se percibe fácilmente caminando por la ciudad. Con influencias orientales y occidentales, Helsinki es una ciudad donde las nuevas tendencias y las tradiciones se combinan de un modo sorprendente. Una ciudad cosmopolita con una estética contemporánea y la tranquilidad de un spa.

porta-e-janela

Capital Mundial del Diseño en 2012, Helsinki tiene como lema principal: “por un diseño incorporado en la vida cotidiana”. Los finlandeses enfocan el diseño desde una perspectiva amplia que subraya todos los procesos que motorizan las mejoras sociales, económicas y culturales. En Helsinki el diseño es omnipresente, desde la arquitectura y el urbanismo hasta los vehículos del transporte público y el sistema de señales. Los hogares están decorados con textiles de Marimekko y muebles de Artek, las ropas son de Ivana Helsinki, Ril’s o Tiia Vanhatapio. Es muy visible como el entorno de los finlandeses está colmado de diseño.

home

Me quedé hospedada en el barrio Ullanlina, justamente en el Distrito del Diseño, un núcleo de creatividad en el centro de la capital. En sólo un kilómetro cuadrado se distribuyen más de 180 comercios, galerías y talleres, así como bares, restaurantes de moda y hoteles de diseño. Y como es muy fácil moverse por Helsinki, hice casi todo caminando o en tranvía, lo que es genial para poder descubrir la ciudad a una velocidad agradable e intimista. Aquí voy destacar lo que me pareció más interesante durante los 5 días que estuve en la ciudad en el último verano.

Designmuseo 

Fundado en 1873, este museo está dedicado a la exposición del diseño finlandés y extranjero, incluyendo el diseño industrial, de moda y diseño gráfico. Cuenta con una exposición permanente dedicada a la historia del diseño finlandés, así como espacio para exposiciones temporales. Vale destacar el talento del arquitecto y diseñador Alvar Aalto (incluso hay un museo dedicado a él). El complejo también incluye el museo de Arabia, en Helsinki, especializado en cerámica, y los museos del vidrio de Iittala y Nuutajärvi. Imperdible.

img_6313

muebles-juntos

sofa

sillas

Museo de Arte Contemporáneo Kiasma

Presenta anualmente tres grandes exposiciones temporales y distintos proyectos de formatos distintos. Su programa incluye exposiciones de artistas contemporáneos nacionales e internacionales y exposiciones temáticas de grupos. Para mí gran sorpresa, cuando estuve ahí una de las exposiciones era del brasileño Ernesto Neto. ¡Qué emoción! También estaba la exposición de la artista coreana Choi Jeong Hwa y el video instalación “Punishment”, de la artista lituana, Roma Auskalnyte. El video enseña la artista de rodillas sobre el texto: “In text I trust / In written truth / I believe / Read more.” Perfecto para el país que tiene la mejor educación del mundo.

kiasma-2

img_6683

img_6611

img_6642

Plaza del Mercado / Kaupatoori

En el centro, el recorrido empieza en la Plaza del Mercado, que se llena con los colores de cada estación. En verano, degustando fresas del país, se puede uno tumbar al sol y disfrutar el paisaje tomando una cerveza Lapin Kulta. Junto a la plaza, se encuentra el Mercado Viejo de Helsinki que ofrece productos de calidad, donde puedes saborear el “ruisleispã” (pan típico de Finlandia) con queso, salmón y limón… Humm… Por ahí cerca también puedes llegar a la noria Finnair Sky Wheel que funciona a diario y tiene una vista muy bonita de la ciudad.

kaupattori

Sauna Löyly

En agosto del 2012, el estudio del Economist Intelligence Unit colocó Helsinki en octavo lugar en el ranking general de las mejores ciudades para vivir a nivel mundial. ¡Creo que el hecho de tener tantas saunas debe contribuir a este dato! En Finlandia hay un total de 3,3 millones de saunas y en Helsinki hay 20 de uso publico. Junto a las numerosas saunas tradicionales nacen otras de diseño moderno, como la que estuve: Löyly. Una experiencia increíble, con derecho a baño en el mar.

img_6705

img_6831

Suomenlinna

Figura en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y es una de las mayores fortalezas marítimas del mundo. Te vas a sentir en una película del Señor de lo Anillos. Y, si tienes suerte, puedes ver una típica boda finlandesa, ya que suelen haber fiestas de este tipo en la isla. El ferry para ir a la isla sale de la Plaza del Mercado y el trayecto dura un cuarto de hora. Muy práctico, ¡merece la pena!

img_6745

casamento-na-ilha

Seurasaari

En esta isla hay decenas de casas rurales de antaño que pueden contemplarse por fuera de forma gratuita mientras se pasea por la isla. Hay un puente de madera para acceder a la isla, a la que se da la vuelta a pie en una hora. Durante el paseo, encontré “mi casa” en Finlandia y preciosos veleros de piedra. Diseño finlandés en estado puro.

15384559_10209475558279644_4423662308907476062_o

barquitos

Kallio

Y para terminar este post, vamos al barrio más trendy de Helsinki. Así como en Estocolmo está el Södermalm (como he publicado en un post aquí), en Helsinki está el Kallio. Empieza por la calle Suonionkatu, junto a la icónica iglesia de Kallio, y déjate llevar… Hay muchos bares, restaurantes y tiendas, incluso de segunda mano, muy interesantes. Algunas recomendaciones: la tienda “Made in Kallio” y el Café Rupla, donde se puede leer luego en la entrada: “Art is an adventure that never ends”. De acuerdo. Qué el arte no termine nunca. Y qué las escuelas finlandesas continúen dando al arte y a la poesía la misma importancia que dan a la matemática. Kiitos (gracias en finlandés) Helsinki!

tienda-vintage

img_6825